Todos nuestros postres son caseros:

Espacios de trabajo en casa

José Luis Campos por Crystalzoo

 

Casa de Elena. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Leyendo la prensa local de Alicante me encontré este articulo “INFORMACIÓN por dentro … y desde fuera”. En dicho artículo del periódico INFORMACION, se recoge una imagen del fotógrafo Rafa Arjones en la que se muestra la redacción del diario alicantino completamente vacía desde el pasado miércoles 25 de marzo. La redacción hasta ese día se había dividido en dos grupos que se repartían el espacio en horarios diferentes para no coincidir físicamente. Ahora, desde ese día, este espacio de trabajo permanece vacío, sus redactores echan de menos la dinámica de la redacción, informando desde casa de este suceso, la pandemia del COVID19, que saben que formará parte de la historia de este país.

Hace apenas unos días colgábamos uno de nuestros últimos artículo “Espacios de trabajo líquidos” sobre espacios de trabajo, poniendo como ejemplo la redacción del diario INFORMACIÓN cuyas obras concluimos hace unos meses, ilustrando el post con una foto del propio Rafa Arjones. Un espacio colaborativo, de vividos colores, basados en los planteamientos de la certificación Well, entre los que destacaban la búsqueda de entornos saludables, donde los colores, el mobiliario, la flexibilidad son elementos que ayudan a mejorar estos espacios,  tanto desde el punto de vista físico como psicológico. Concluyendo que había que buscar la  hibridación entre la vida y el espacio de trabajo. Es decir que había que generar unos espacios de trabajo desde la perspectiva doméstica. Con una escala mas humana.

Remodelación del diario Información de Alicante. Autor Crystalzoo. Foto Rafa Arjones.

De repente el coronavirus Covid 19 se ha convertido en pandemia y todos estos espacios colaborativos se han visto obligados a cerrar, el Lab_Nucia, la redacción del diario INFORMACIÓN, el espacio de trabajo de la Antigua Estación de Autobuses de Alicante incluso el edificio híbrido de la extensión Administrativa de La Nucia. El teletrabajo, tantas veces utilizado como un mantra ha inundado nuestras vidas, pero esta vez de forma obligatoria. Y es que ahora nos vemos en la necesidad de reconvertir parte de nuestro espacio doméstico desde una perspectiva de trabajo, convertir nuestra casa en la oficina para teletrabajar.

Lab Nucia. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Estos últimos días en que las redes se inundan de fantásticos artículos sobre los mejores programas para hacer teletrabajo o las dudas que plantean nuestros amigos de Stepien y barno en su post ¿Están nuestras casas preparadas para el #yomequedoencasa provocado por el coronavirus?.

En el que destacan que la arquitectura actual plantea una carestía de espacio que ha dado lugar al cierre de muchas terrazas, las cuales frente a esta pandemia, se ven como un bien preciado, una vía de escape y aporte vitamínico muy necesario para sobrellevar un encierro de momento indefinido.

Es momento de ser imaginativos, de ser transgresores. De conseguir montar tu propia oficina desde casa. Analizando nuestro artículo anterior comentábamos que uno de los aspectos mas importantes dentro del diseño de los espacios de trabajo era la flexibilidad, su capacidad de adaptación. Es posible que el modelo mas parecido y que mas fácilmente se pueda aplicar a nuestras viviendas contemporáneas sea el del Open Space. Planteando la reconversión del salón en un espacio de trabajo colaborativo, y así crear un rincón de trabajo en tu propia cosa. La problemática del Open Space se reproduce de igual forma en nuestras viviendas, continuas distracciones reducen la productividad.

En nuestro artículo comentábamos como las salas abiertas basadas en el Open Space necesitaban ser replanteadas y redimensionadas, ya que a pesar de ser un espacio muy atractivo la productividad bajaba en este tipo de espacios, por lo que era necesario dar cabida a espacios de reuniones o de trabajado colaborativo en pequeño grupo como el desarrollado en el Lab Nucia. ¿Pero cómo se puede integrar un despacho en nuestro espacio domestico?

Todavía recuerdo una antigua conversación con uno de mis mentores Antonio Gallud, cuando ambos éramos estudiantes en la Universidad Politécnica de Valencia. Antonio actualmente es profesor de Proyectos en Arquitectura en al UPV y socio de VAM10 arquitectura y paisaje, pero por aquel entonces ya apuntaba maneras docentes, y me enseño un proyecto en el que estaba trabajando en el que hibridaba un espacio de circulación con un espacios de trabajo… Lo recuerdo como una revelación en mi segundo año de arquitectura. Desde entonces ha sido una premisa en todas las viviendas que he proyectado en solitario o ya dentro de Crystalzoo.

La clave está en la hibridación de los espacios, en pensar en ellos para que tengan la posibilidad de readaptarse, para que tengan las cualidades de adaptación y anticipación basados en los principios taoísta de Lao-Tse a los hacía referencia Bruce Lee con su frase “Be wáter my friend”. Y es que cuando proyectamos debemos poder anticiparnos a diversas posibilidades o necesidades futuras y el teletrabajo es una realidad a la que se debe hacer frente desde la fase de proyecto, los espacios que proyectamos deben ser moldeables y flexibles como planteaba el sociólogo Zygmunt Bauman.

Esta hibridación puede ser subida de escala, haciendo que los espacios comunes cobren otra dimensión, ya que la pandemia nos obligará a repensar nuestros modelos de relación. Espacios compartidos, híbridos, entre pequeños grupos de vecinos surge como una gran oportunidad. Proyectos de cohousing parecidos a los de Vida Sostenible en Alicante, son una solución futura como modelo de relación ya no solo intergeneracional.

Pero queremos centrarnos en las soluciones interiores, para lo cual explicaremos algunas soluciones planteadas en espacios domésticos proyectados por nosotros.

Casa de Estefanía. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Casa de Estefanía. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Como hemos comentado la hibridación de los espacios de circulación siempre ha sido una premisa. La cantidad de metros cuadrados utilizados con el único fin que a los desplazamientos dentro de la vivienda siempre nos han parecido un despropósito. Una solución que hemos planteado es la de generar pequeños espacios de trabajo y biblioteca unidos a los espacios de circulación. Por unos pocos centímetros mas, los pasillos se reconvierten en bibliotecas y estas con pequeñas distorsiones en despachos fijos o retráctiles. Espacios que se utilizan cuando el Open Space de la mesa del salón comienza a limitar la concentración de sus usuarios y por ende su rendimiento.

Casa de Luisi. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

La solución de la estantería reconvertida es un clásico de Crystalzoo, ya no solo en los espacios de circulación sino también en los estanciales. Diseñar la estantería de forma que sea capaz de adaptarse a un espacio de trabajo a escala domestica implica anticipación proyectual para poder generar la adaptación necesaria en un momento dado para convertir tu hogar en un nuevo home office. A fin de cuentas no es mas que la aplicación de las enseñanzas de los arquitectos Charles y Ray Eames que promulgaban la hibridación entre la vida y los espacios de trabajo.

Casa de Elena. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Y es que cualquier espacio puede dar lugar a un espacio de trabajo domestico siempre que tengamos un espacio horizontal ampliable que se pueda readaptar. Un ejemplo es la ampliación del banco de apoyo del dormitorio reconvertido en mi espacio de trabajo desde el que escribo estas líneas.

Casa de Elena. Autor: Crystalzoo. Foto David Frutos.

Recuerdo como si fuese ayer, mi última cena fuera de casa. Compartía mesa y mantel con unos amigos manchegos y al terminar el segundo planto, un dispuesto camarero al acercarnos la carta comentó… Todos nuestros postres son caseros. Y es que todos nuestros proyectos de espacios de trabajo tienen una escala doméstica y todos los espacios que proyectamos deben tener la capacidad de adaptación para reconvertirse en espacios de trabajo caseros.

Ver otros artículos